Feansal

Publicaciones

El consejero de Turismo y Comercio clausura la XXIV Asamblea de FEANSAL

Viernes, 21 noviembre 2014

Rafael Rodríguez defiende el papel de la economía social como motor para el desarrollo territorial de Andalucía

imagen_El consejero de Turismo y Comercio clausura la XXIV Asamblea de FEANSAL

El consejero de Turismo y Comercio, Rafael Rodríguez, ha clausurado en Málaga la XXIV Asamblea de FEANSAL y ha defendido el papel de la economía social “como motor de desarrollo territorial en la comunidad”, al tiempo que ha considerado que este modelo de organización “es la mejor forma para minimizar y resistir los impactos de la crisis”.

La Asamblea de FEANSAL ha reunido a más de un centenar de sociedades laborales andaluzas y durante el acto, se ha hecho balance de la actividad desarrollada durante este año por la Federación y de las líneas de actuación para el próximo año.

El Presidente de la Federación andaluza, Ramón Moreno, ha considerado fundamental impulsar todas las medidas posibles para devolver la confianza a la economía, que favorezcan el acceso de las empresas a la financiación e impulsen y estimulen la actividad empresarial, así como la generación de empleo. “Desde FEANSAL estamos convencidos que las sociedades laborales contribuyen a generar confianza y nuevas oportunidades, imprescindibles para conformar el tejido empresarial y fundamentales en el proceso de cambio de modelo productivo, por ello nuestro sector ha conseguido convertirse en un verdadero modelo de gestión empresarial”, ha agregado Ramón Moreno.

Rodríguez afirmó que “estamos en un momento histórico para la sociedad andaluza”, ya que, según explicó, “la crisis no es un fenómeno coyuntural” sino un fenómeno que “ha construido sutilmente una nueva sociedad con mayor incremento de la desigualdad y ha supuesto un ataque continuo al Estado social”. Frente a ello, apostó por un nuevo sistema económico “al servicio de las personas”.

En este contexto, aseguró que “el cambio pasa por la organización colectiva”, representada por “las cooperativas, las sociedades laborales o el asociacionismo”. El consejero puntualizó que “no quiere que tengamos que hacer recaer todo el peso y responsabilidad de la solución de la crisis sobre la economía social, pero sí que es un modelo de enorme potencial que tiene que recibir el impulso y apoyo que se merece”.

En este sentido, señaló que desde su departamento “somos aliados naturales de todas aquellas personas, empresas, organizaciones y colectivos que trabajan comprometidas para fortalecer nuestra economía pensando en las personas, en la igualdad, en la naturaleza y en el futuro”, de modo que “nuestras políticas están orientadas a las pymes, los autónomos, los trabajadores y los consumidores”, recordó.

Dentro de estas medidas, apuntó que “una de las apuestas más novedosas del nuevo Plan para la Reactivación del Comercio es la territorialización de los canales de distribución”, que consiste en la puesta en marcha de oficinas especializadas en interconectar empresas para que aprovechen sus economías de escalas y creen sinergias, a la vez que se acerca la producción andaluza al consumo.

Rafael Rodríguez avanzó que está previsto que en el primer cuatrimestre de 2015 “estén a pleno rendimiento cerca de 40 oficinas de integración comercial por toda Andalucía”, al tiempo que defendió el nacimiento de la Banca Pública de Andalucía como “un instrumento para el desarrollo de un nuevo modelo productivo, y al servicio de la economía social, las pymes y los autónomos”.