Feansal

Publicaciones

La Junta de Andalucía abre una línea de ayudas de 112 millones destinada a pymes y autónomos

Martes, 24 febrero 2015

Los incentivos se dirigen a nuevas empresas y al crecimiento o consolidación de las ya constituidas

El consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, ha informado al Consejo de Gobierno de la publicación este martes en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de la nueva Orden de Incentivos al Desarrollo Industrial y a la Creación de Empleo. La convocatoria, gestionada a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía (IDEA), destinará 112 millones de euros al apoyo de los proyectos empresariales de pymes y micropymes durante 2015.

En relación a las anteriores líneas de ayudas, se ha informado que el nuevo instrumento simplifica la tipología de proyectos y los reduce a dos: creación de nuevas empresas y crecimiento y consolidación de las ya existentes. Como principales novedades recoge la financiación adicional para el retorno del talento andaluz; ayudas para autónomos que generen empleos adicionales al suyo, y prioridad para iniciativas promovidas por jóvenes, mujeres y empresas de economía social o localizadas en espacios de innovación.

En cuanto a los incentivos para la creación de empresas, se incorpora un apartado específico para las vinculadas a la especialización productiva en los siguientes sectores prioritarios: movilidad y logística; industria avanzada vinculada al transporte; recursos endógenos de base territorial; turismo, cultura y ocio; salud y bienestar social; agroindustria y alimentación saludable; energías renovables; eficiencia energética y construcción sostenible, y nuevas tecnologías de la información y la comunicación y economía digital. Por su parte, la tipología de proyectos de crecimiento y consolidación empresarial incluye, junto a los altamente generadores de empleo, aquellos que supongan fuertes inversiones y creación de puestos de trabajo; los de cooperación empresarial, y los vinculados a sectores prioritarios de especialización productiva.

La orden recoge tres tipos de instrumentos de apoyo: los incentivos directos, las bonificaciones de tipos de interés y los préstamos a bajo interés. Los primeros se concederán en función del tipo de iniciativa empresarial: un 15 por ciento del gasto total incentivable del proyecto para las de inversión industrial, cooperación empresarial, innovación vinculada a la especialización productiva y alta generación de empleo; un 20 por ciento para nuevos proyectos empresariales; y un 25 por ciento para los promovidos por emprendedores y nuevas firmas innovadoras vinculadas a los sectores prioritarios de especialización productiva.

Estos porcentajes pueden incrementarse en un 3 por ciento en función de cada una de las siguientes características adicionales: por cada empleo adicional; por adaptarse a la Estrategia de Innovación de Andalucía; por ser empresa de base tecnológica o innovadora; por pertenecer a sectores de media y alta tecnología, a la economía social y a colectivos prioritarios, y por ubicarse en espacios de innovación. El aumento será del 6 por ciento en el caso de iniciativas que incorporen retorno de talento (contratación de egresados o doctores andaluces que se encuentren fuera de Andalucía).

Según normativa europea, el tope máximo de incentivo es el 35 por ciento del gasto incentivable en pymes y micropymes, y hasta el 25 por ciento en las medianas empresas. En el caso de las de nueva creación, se estipula un tope de 200.000 euros para emprendedores y de 600.000 para las pequeñas empresas con iniciativas innovadoras vinculadas a la especialización productiva.

Para ampliar la información, pulse un resumen de la Orden de Incentivos elaborada por FEANSAL