Feansal

Publicaciones

IU se reúne con los empresarios de la Economía Social en Granada

Lunes, 16 marzo 2015

Alberto Garzón expone la necesidad de fomentar una economía anclada al territorio frente a las políticas que favorecen a las grandes corporaciones

imagen_IU se reúne con los empresarios de la Economía Social en Granada

El candidato de IU a la presidencia del gobierno, Alberto Garzón, ha mantenido un encuentro con el sector de la Economía Social en la sede granadina con objeto de poner en común soluciones a los problemas de dicho sector. A la cita acudieron también la candidata de IU al Parlamento de Andalucía, María del Carmen Pérez; los números dos y tres de la lista, Juan Francisco Arenas y María del Carmen Cantero, y el coordinador provincial de la organización Manuel Morales.

FEANSAL acudió a este encuentro de la mano de su secretario y consejero, Leandro Piedra, quién manifestó las reivindicaciones en materia de sociedades laborales. Entre las propuestas se aludió a una contratación pública responsable que facilite el acceso a las licitaciones por parte de las sociedades laborales; la recuperación de empresas con dificultades a través de su reconversión en empresas laborales; la reducción de tasas para las empresas o medidas económicas para fortalecer el emprendimiento en sociedades laborales, entre otras.

Durante una hora aproximadamente los/as empresarios/as pudieron conversar con los dirigentes de este partido político sobre aspectos referentes a la economía, así como preguntar las dudas acerca de la posición de Izquierda Unida respecto a diversas preocupaciones de la Economía Social andaluza.

Los miembros de la formación de izquierdas se han mostrado unánimes en querer romper con las políticas practicadas en la actualidad por los dos grandes partidos en el ámbito de la economía, que, según la coalición, “favorecen claramente a las grandes superficies y grandes empresas en detrimento de las pymes y los autónomos”. Para ello, Alberto Garzón ha mantenido que “hay que repensar la estructura productiva y fomentar una economía anclada al territorio”. El economista ha situado como dos de los grandes escollos a los que se ha de enfrentar la pequeña empresa “el sistema de fiscalidad regresiva y el problema de acceso a la financiación”. Garzón ha mantenido que la carga impositiva para las grandes empresas “es claramente insuficiente y desproporcionada a los impuestos que han de soportar negocios con niveles de facturación infinitamente más pequeños”. En referencia al acceso al crédito, el candidato federal de IU ha defendido la banca pública como la mejor solución para que pymes y autónomos puedan obtener créditos para sus negocios, y a intereses justos.

Por otro lado, Alberto Garzón ha hecho mención al conflicto de intereses de las grandes empresas con las políticas que pretenden sustentar una economía social. Garzón ha mantenido que “hacen falta políticos valientes que planten cara a la connivencia de la élite política con la élite del poder económico. En IU lo hemos hecho en Andalucía, y por ello nos han sacado del gobierno”. En este sentido, apunta el representante de IU, el PSOE se negó a aceptar la propuesta de la formación de izquierdas de poner un impuesto a grandes superficies por las presiones de ciertas empresas.

Asimismo, Garzón dijo que también queda mucho por hacer para “desburocratizar el sistema que eterniza y complejiza al máximo a quienes quieren impulsar pequeños proyectos empresariales”.