Feansal

Publicaciones

Las novedades de la Ley de Sociedades Laborales y Participadas se presentan en el IV Congreso de FEANSAL

Lunes, 9 noviembre 2015

La directora general del Trabajo Autónomo, la Economía Social y la RSE, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el presidente de Confesal fueron los ponentes de este encuentro empresarial

imagen_Las novedades de la Ley de Sociedades Laborales y Participadas se presentan en el IV Congreso de FEANSAL

La directora general del Trabajo Autónomo, la Economía Social y la RSE, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Carmen Casero, junto al presidente de Confesal, Ruperto Iglesias, fueron los encargados de difundir entre los asistentes del IV Congreso de FEANSAL las novedades que presenta la nueva Ley de Sociedades Laborales y Participadas. La mesa de este encuentro empresarial enmarcado en este evento organizado por la Federación andaluza estuvo moderada por el consejero y actual presidente de FEANSAL, Felipe Berenguel.

Carmen Casero expuso las claves institucionales que han protagonizado el proceso de promulgación de esta nueva normativa, en la que destacó la labor de Confesal en el desarrollo del articulado, e hizo hincapié en el objetivo del Gobierno de impulsar la participación de los trabajadores en la empresa, como clave para la creación y mantenimiento de empresas y empleo.

Tras ella, intervino Ruperto Iglesias, quien hizo referencia de manera destacada al reto que supone para el sector contar con esta normativa que va a proporcionar mayores facilidades para la creación de sociedades laborales y va a permitir una mayor participación de los trabajadores en la empresa. El presidente de Confesal resaltó la importancia de que esta normativa legisle sobre empresas participadas y sitúe a la sociedad laboral como modelo óptimo y de referencia en España y na Unión Europea.

Este nuevo marco normativo aporta mejoras a la hora de clarificar los requisitos para la constitución de sociedades laborales; va a facilitar la incorporación de trabajadores a la condición de socios y va a simplificar y reducir trámites administrativos, así como incorporar los principios de buen gobierno. En definitiva, va a flexibilizar el modelo, permitiendo, como decía, un nuevo impulso para la creación de sociedades laborales y, por tanto, de empleo y riqueza.

Una de las primeras medidas novedosas es la posibilidad de que se creen empresas de este tipo con dos socios trabajadores, con la obligación de incorporar a un tercer socio en el plazo de 36 meses, algo muy importante para el dinamismo del sector. Otros avances a destacar son de carácter societario, y vienen a dar respuesta a innumerables demandas de las empresas, en el sentido de permitir un mayor porcentaje de horas-año trabajadas por parte de los no socios, con respecto a los socios trabajadores.

La Ley también aporta novedades que mejoran el sistema de transmisión voluntaria de acciones, haciéndolo más ágil, o la valoración de acciones y participaciones en la amortización y transmisión de las mismas. También se regula de forma novedosa la adquisición de acciones y participaciones de la propia sociedad, así como la regulación de las reservas especiales y sus dotaciones.