Feansal

Publicaciones

El Foro Mundial de Nueva Economía, Social e Innovación (NESI) celebrado en Málaga

Lunes, 24 abril 2017

NESI Forum presenta la Carta de Málaga para promover la colaboración, el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente. El manifiesto defiende un sistema económico basado en los derechos y los valores como una vía para erradicar problemas globales como las guerras, la migración forzada y la competencia de recursos. Ha sido creado de forma conjunta y firmada por más de 600 ciudadanos y representantes de movimientos de la Nueva Economía de 35 países en Málaga los pasados dias 19-22 de abril.

imagen_El Foro Mundial de Nueva Economía, Social e Innovación (NESI) celebrado en Málaga

“El objetivo y el propósito de la nueva economía será servir a las personas y al planeta“. Así arranca la “Carta de Málaga” elaborada y firmada de forma conjunta por más de 600 ciudadanos y representantes de movimientos de la Nueva Economía de 35 países a tiempo para la celebración del Foro de la Nueva Economía, Sociedad e Innovación (NESI), hasta el 22 de abril en la capital de la Costa de Sol. “Estamos ante a una auténtica Carta Magna que ilustra la fuerza que tienen ya todos estos movimientos que claman por un cambio esencial del modelo económico“, asegura Aniol Esteban, de la New Economics Foundation (NEF), que ha contribuido a la primera puesta en común de las alternativas emergentes.

“La nueva economía que el mundo necesita no está basada solo en la tecnología, sino en los valores”, advierte el manifiesto, que pide ir más allá de la lógica del mercado y construir un modelo económico “integrado en los sistemas sociales y ecológicos” y cimentado en torno a “la justicia, la solidaridad, la igualdad, la autonomía y la colaboración”

La carta de NESI sitúa a Málaga como referente en el cambio económico, medioambiental y social. Ha sido leída y expuesta por un grupo de voluntarios para resolver problemas como las migraciones forzadas o el agotamiento de los recursos del planeta.

“Esto marca un antes y un después en la economía. Por primera vez se han unido todos los movimientos económicos para destacar que las personas no deben estar al servicio de la economía, sino que la economía debe estar al servicio de las personas y el planeta”.

La Carta de Málaga establece un nuevo paradigma: “La gente de todo el mundo vive con una nueva conciencia y construye una nueva economía”. “En el nuevo sistema económico el dinero se convierte en un medio y no en un fin, la banca y las entidades financieras sirven a las personas y la creación de dinero está bajo un control democrático, las organizaciones sirven al bien común y operan de forma más colaborativa y transparente, se redefinen los conceptos de propiedad para un uso más eficiente de los recursos naturales y humanos”.

“La nueva economía proporciona acceso a la educación, un trabajo significativo y valioso para todos, promueve la resiliencia y asegura la soberanía (acceso) a los alimentos. La gente es educada para alcanzar la mejor versión de sí mismos. Solamente haciendo esto podremos erradicar los problemas de nuestra sociedad: guerras, migración forzada y competencia de recursos”.

Los firmantes de la Carta NESI se comprometen a crear una nueva economía que integre el propósito social, la sostenibilidad ecológica, la colaboración, la apertura y la justicia y la localización. Estos principios ya están siendo puestos en práctica por las sociedades laborales, las empresas sociales, el B Corps, la banca de valores, la agroecología, las economías verdes, circulares y azules, los comunes, la economía colaborativa y otros movimientos como las ciudades de transición: valores y la economía basada en la derecha no es ni un cuento de hadas ni una declaración ingenua de propósito “, indica el documento. “Se basa en la evidencia y la experiencia práctica diaria de millones de personas y organizaciones en todo el mundo”.